El Portal Global de Toda América

PRESIÓN INTERNACIONAL CIDH pide a EEUU que regularice estatus migratorio de beneficiarios del TPS

AMÉRICA DEL NORTE-SPUTNIK, WASHINGTON.  — La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió al Gobierno de EEUU una solución para los migrantes amparados en el Estatus de Protección Temporal (TPS, por su sigla en inglés), luego de que Washington anunciara su finalización para los salvadoreños con plazo en septiembre de 2019.

“La CIDH insta a los Estados Unidos a regularizar la situación migratoria de las personas beneficiarias del TPS y otros grupos de personas migrantes que se encuentran presentes en ese país por largo tiempo y que carecen de soluciones duraderas como un estatus migratorio permanente”, exhortó el organismo en un comunicado.

El 8 de enero el Departamento de Seguridad Interna de EEUU anunció que los migrantes salvadoreños que residen en EEUU bajo el TPS perderán su residencia temporal el 9 de setiembre de 2019.La medida afectará a unas 200.000 personas de ese país.

En los últimos meses el Gobierno estadounidense había anunciado además el fin del programa para ciudadanos de Haití y de Nicaragua, así como también para Sudán, afectando en total a otras 50.000 personas.

Lea más: El Salvador plantea alternativas al TPS para connacionales residentes en EEUU

“La CIDH exhorta además a los Estados Unidos a reconsiderar su política de cerrar canales legales para que personas migrantes y refugiados puedan acceder o permanecer en una situación migratoria regular en los Estados Unidos”, solicitó el organismo.

La CIDH recordó que la mayoría de los beneficiarios del TPS llevan muchos años viviendo en EEUU y que un número importante de inmigrantes arribó a ese país siendo menores de edad.”La Comisión observa que la mayoría de las personas beneficiarias de TPS han vivido en Estados Unidos desde hace décadas y han desarrollado vínculos familiares, sociales y económicos a lo largo de este tiempo, habiendo arribado un gran número de estas personas antes de los 16 años”, dice el comunicado.

Asimismo, destaca que la inmensa mayoría de los beneficiarios del TPS provenientes de países centroamericanos son parte de la población activa y pagan sus impuestos.

“Según estudios al alcance de la CIDH, el 89% de las personas beneficiarias de TPS de nacionalidad salvadoreña, hondureña y nicaragüense participan en la fuerza de trabajo y el 80% pagan impuestos”, agrega el texto.La CIDH añade que unos 270.000 niños y niñas estadounidenses “se verían afectados” por la pérdida del estatus migratorios de sus padres y madres.

El TPS permite la permanencia de extranjeros en EEUU mientras exista en sus países de origen un desastre natural, un conflicto armado u otro evento extraordinario que impida o dificulte seriamente su regreso.