El Portal Global de Toda América

NO TIENE PERDÓN Polémica en Chile por presencia en misa del Papa de obispo acusado de encubrir abusos

AMÉRICA LATINA-SPUTNIK, SANTIAGO. — La participación del obispo chileno Juan Barros en la misa que ofreció el papa Francisco en esta ciudad fue rechazada por víctimas de abuso sexual y diferentes actores políticos, quienes cuestionaron la presencia de quien ha sido acusado de encubrir abusos contra niños en la Iglesia.

“Barros participa de la ceremonia en Parque O”Higgins (Santiago), qué vergüenza”, escribió en su cuenta de la red social Twitter la integrante del Partido Demócrata Cristiano, Marta Larraechea, esposa del expresidente Eduardo Frei (2000-2004).

​Durante la mañana de este 16 de enero el Papa visitó a la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, en la sede de Gobierno.

Tras el encuentro Francisco dio un discurso público en el que se refirió a los múltiples casos de abusos sexuales a niños por parte de sacerdotes denunciados el último tiempo en Chile.”No puedo dejar de manifestar el dolor y vergüenza por el daño a los niños por parte de los miembros de la Iglesia, es justo pedir perdón y estamos haciendo lo necesario para esas cosas no se vuelvan a repetir”, dijo el Papa.

Le puede interesar: Arrestan a una monja en Argentina por complicidad en abusos de niños sordos

Sin embargo, sus palabras fueron criticadas después de que, en la misa masiva que encabezó más tarde durante esta jornada en el Parque O”Higgins, en el centro de Santiago, estuvo presente el cuestionado obispo de Osorno (sur), Juan Barros.

“¿De qué pide disculpas el Papa? No le creo nada, dice una cosa y hace otra”, agregó Larraechea en Twitter.

Juan Carlos Cruz, una de las víctimas del sacerdote Fernando Karadima, condenado por haber cometido abusos en contra de niños en los años ochenta y a quien Barros protegió, criticó al líder de la Iglesia Católica.

El papa Francisco “va a la misa y celebra con criminales encubridores de abuso como el obispo Barros; hipocresía y palabras vacías”, escribió en Twitter.

 

​James Hamilton, víctima y denunciante de Karadima al igual que Cruz, también se refirió a la presencia del obispo en la ceremonia.

“Barros en gloria y majestad, la verdadera cara del Papa”, escribió el joven en la misma red social.

​El presidente de la Cámara de Diputados, Fidel Espinoza (centro izquierda) dijo por su parte, también en Twitter, que si la Iglesia Católica no le pide la renuncia a Barros, el perdón del Papa será “solo palabas”.

A la salida de la misa masiva, Barros fue abordado por Canal 13, donde se defendió diciendo que “se han dicho muchas mentiras” respecto a su persona.

“Una cosa es haber participado en una parroquia y otra muy distinta es haber sido testigo de las cosas por las que se condenó al sacerdote Fernando Karadima”, afirmó.

Karadima fue condenado por el Vaticano al haber sido encontrado culpable de cometer reiterados abusos sexuales en contra de niños en los años ochenta.

En 2004 algunas de las víctimas, entre ellos Cruz y Hamilton, decidieron denunciar los crímenes, lo que terminó con una condena de la justicia de la Santa Sede, que lo suspendió de por vida, pero quedó sin castigo de parte de la justicia chilena, puesto que los abusos se declararon prescritos.Barros fue sindicado por muchas víctimas como un encubridor de las acciones de Karadima.

Además, el papa Francisco defendió en 2015 a Barros de las acusaciones que se le imputaban, afirmando en duros términos que “Osorno sufre por tonta, porque no abre su corazón a lo que dios dice y se deja llevar por las macanas (mentiras) que dice toda esa gente”.

Más aquí: Un pederasta centenario es condenado a 13 años de prisión

El Papa se quedará en Chile hasta el 18 de enero, visitando las ciudades de Santiago, Iquique (norte) y Temuco (centro sur), para después viajar a Perú.