El Portal Global de Toda América

La guerra fría Rusia – EEUU se traslada a escritorios de OMC por cuenta del acero

PRENSA SPUTNIK

Rusia preguntó oficialmente a la Organización Mundial del Comercio (OMC) sobre la legalidad de los aranceles estadounidenses al acero y el aluminio. Este movimiento podría socavar la reputación de EEUU como miembro fiable de la OMC, lo que conduciría a una nueva ronda de la guerra comercial, opinan los analistas preguntados sobre el tema.

“Las consultas con un miembro de la OMC, que aplica una medida especial de protección [en este caso EEUU], son la primera etapa de un procedimiento destinado a mantener un nivel equivalente de concesiones. Si las partes no llegan a un acuerdo, el miembro-‘víctima’ de la OMC puede imponer restricciones recíprocas para compensar sus pérdidas”, aseguró el diario Gazeta.ru, que citó a una fuente en el Ministerio de Desarrollo Económico de Rusia.

Mientras tanto, EEUU afirma que los aranceles son una cuestión de seguridad nacional y no están sujetos a las normas de la OMC.China, la UE y la India ya habían enviado solicitudes similares a EEUU.

Sin embargo, los expertos dudan de que las próximas consultas tengan algún resultado concreto.

“Si EEUU acepta reunirse con Rusia, tendrá que hacerlo también con todos los proveedores de acero y aluminio”, subrayó Nikita Kulikov, director ejecutivo de Heads Consulting.

Más información: Dos opciones demoledoras con las que China puede ‘bombardear’ EEUU

Según las normas de la OMC, este tipo de reuniones busca lograr un acuerdo entre el importador y el exportador. El conflicto puede ser neutralizado si el importador, cuyos derechos han sido violados mediante restricciones, recibe ciertas preferencias comerciales. “Pero Estados Unidos, obviamente, no piensa dar preferencias a nadie”, agregó.Según Grigori Váschenko, jefe del departamento de gestión de operaciones en el mercado de valores ruso de Freedom Finance, Rusia podría prohibir o restringir las importaciones de ciertos productos desde Estados Unidos. Aunque esta medida es más probable que se dé como respuesta a las sanciones antirrusas de EEUU del 6 de abril.

“Parece más bien un paso para la reputación de Rusia que, de esta manera, se une a China y la India. Mientras tanto, la reputación de Estados Unidos como miembro de la OMC podría quedar manchada, lo que, a su vez, conduciría a una nueva ronda de la guerra comercial”, opinó el analista.

​Los funcionarios del Gobierno ruso señalaron reiteradamente que tienen la intención de discutir con las empresas las contramedidas en respuesta a los aranceles estadounidenses, pero ahora resulta más urgente la discusión de las contramedidas a las nuevas sanciones de EEUU —contra 38 ciudadanos y 15 organizaciones rusas—.

En particular, sería posible restringir la importación de productos estadounidenses. Esta medida ya ha sido utilizada por China, que impuso aranceles adicionales a una serie de productos de Estados Unidos.