El Portal Global de Toda América

CNN alerta que inteligencia militar de Estados Unidos ya estaría identificando blancos en Siria

SPUTNIK

Expertos de los servicios de inteligencia y del Ejército de EEUU estarían seleccionando las instalaciones ubicadas en Siria que deberán ser atacadas en caso de que el presidente Donald Trump decidiera ordenar una nueva ronda de ataques aéreos contra el país, según publica la cadena CNN citando fuentes gubernamentales estadounidenses.

Si bien la decisión de atacar todavía no se ha tomado, un miembro de la Administración Trump implicado en el manejo de la situación en Siria ha explicado a la CNN que “el Ejército de EEUU podría responder muy rápido si Siria usa armas químicas”.

Submarinos de la Flota del Mar Negro lanzan disparos desde el mar Mediterráneo contra terroristas en territorio sirio (archivo)
© FOTO : MINISTRY OF DEFENCE OF THE RUSSIAN FEDERATION

Las fuentes estadounidenses consultadas por la CNN han manifestado que les preocupa que se produzca un ataque inminente “del régimen de Asad” contra el bastión rebelde en Idlib en el que puedan estar implicadas armas químicas si los rebeldes son capaces de frenar los avances de las fuerzas de Damasco, quienes han movilizado helicópteros de combate cerca de la provincia durante agosto, según fuentes de la Defensa de EEUU.

“A EEUU le preocupa que [los helicópteros] se puedan usar para lanzar otro ataque químico usando bombas de barril llenas de cloro”, aseguran las fuentes a la CNN.

Mientras tanto, Moscú ha advertido a Occidente que no juegue con fuego tramando provocaciones en la región siria de Idlib, declaró el ministro de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov.El 25 de agosto, el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, general Ígor Konashénkov, denunció que el movimiento terrorista Frente al Nusra prepara una provocación con el fin de acusar a Damasco de usar armas químicas contra la población civil en la provincia siria de Idlib.

Tema relacionado: Rusia advierte a Occidente que no juegue con fuego en Idlib

Según el militar, esa provocación serviría de pretexto para un nuevo ataque de EEUU, Reino Unido y Francia contra infraestructuras de Siria.