El Portal Global de Toda América

Puigdemont desgarrado: elecciones o independencia unilateral

Agencia de Información Paraguaya Barcelona.-Ante la intervención inminente de la autonomía catalana, las dudas cundían hoy en el gobierno regional, donde algunos piden al presidente Carles Puigdemont que convoque ya elecciones en lugar de declarar la independencia unilateralmente.

El viernes en Madrid, el Senado español se dispone a aprobar una batería de medidas sin precedentes en 40 años de democracia, con las que el gobierno central de Mariano Rajoy quiere atajar el desafío separatista de las autoridades catalanas.

Dentro de ese dispositivo, amparado por el artículo 155 de la Constitución, está el cese en bloque del gobierno de Puigdemont, la convocatoria de elecciones regionales en un plazo máximo de seis meses y la toma de control de la policía catalana y los medios públicos locales. Se abriría así un escenario inédito, en el que la gran pregunta está en ver si el gobierno de Rajoy es capaz de dirigir la situación en Cataluña.

La resistencia le vendría de varios frentes, tanto desde la calle, donde los secesionistas están muy movilizados, como desde las instituciones, donde se expondría en el día a día al boicot de miles de funcionarios.

Ante este panorama de vértigo, son varios los miembros del gobierno catalán los que le están sugiriendo a Puigdemont que adelante las elecciones, con la esperanza de evitar lo que desde filas independentistas se califica de “liquidación” del autogobierno, indicó a AFP una fuente del govern. El dirigente todavía está sopesando las opciones.

“Es consciente de las consecuencias de todo”, tanto de la aplicación del artículo 155 como de una convocatoria electoral clásica, que supondría acatar el orden constitucional que Puigdemont quiere precisamente romper, dijo a la AFP esa fuente.

Hasta la fecha, Puigdemont ha estado repitiendo que se debe al “mandato” del referendo ilegal de autodeterminación del 1 de octubre. Su gobierno asegura que el sí a la secesión triunfó con un 90% de votos y una participación del 43%, en una consulta que no fue validada por ninguna autoridad electoral independiente.AFP.