El Portal Global de Toda América

Primer Ministro alerta que sanciones de EEUU pretenden destruir sistema de Rusia

POLÍTICA-SPUTNIK

MOSCÚ — Las sanciones de EEUU buscan destruir el sistema político y social de Rusia y hacer daño a la economía y particulares, declaró el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev.

“De hecho [las sanciones] están dirigidas a destruir nuestro sistema político y social y causar daño a la economía y particulares”, dijo en una entrevista con la televisión Rossiya 1.

Si es así, prosiguió Medvédev, “la ejecución de esas sanciones se debe considerar infracción de la ley para los ciudadanos rusos”.”Nadie podrá acatar las sanciones estadounidenses por temor de la responsabilidad administrativa o penal”, subrayó.

El primer ministro ruso indicó que en EEUU la ejecución de decisiones de un Estado extranjero, que hace daño al propio país, se considera delito.

Asimismo, agregó que Rusia mantendrá las contramedidas a las sanciones impuestas por los países occidentales.

Te puede interesar: La economía rusa se desarrolla establemente a pesar de las sanciones

Las contramedidas rusas “se mantendrán en vigor porque hace poco nuestros socios de la Unión Europea (UE) y los estadounidenses prolongaron una vez más las sanciones impuestas antes”, dijo Medvédev.

Agregó que es imposible levantar las medidas simétricas a las sanciones occidentales debido al principio de reciprocidad.

Medvédev precisó, además, que las contramedidas rusas relacionadas con el embargo a las importaciones desde la UE, fueron apoyadas por el sector agrario ruso.

El primer ministro afirmó que a Rusia le pidieron en repetidas ocasiones que prorrogue las contramedidas, lo que “garantizaba nuestra seguridad alimentaria” y permitió mejorar los resultados en los sectores ganadero y agropecuario.En 2014, la UE, EEUU y varios países de su órbita impusieron sanciones contra Rusia por su supuesto papel en la crisis ucraniana, algo que Moscú ha negado.

En respuesta, Rusia decretó un embargo agroalimentario.

​La respuesta rusa a las sanciones de EEUU debe ser efectiva, pero todas las propuestas de contrasanciones deben ser valoradas para que no perjudiquen a Rusia, declaró el primer ministro ruso.

“En ningún caso podemos dañarnos a nosotros mismos, por lo que debemos ser pragmáticos, incluso si nos irrita algo y ellos [EEUU] se comportan, vuelvo a subrayar, de un modo grosero, de todos modos no podemos dañarnos a nosotros mismos”, señaló el jefe de Gobierno ruso.

El primer ministro indicó que “la respuesta debe ser tanto simétrica como asimétrica, pero debe hacerse sentir”.

María Zajárova, la portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia
© SPUTNIK / MIKHAIL VOSKRESENSKY

El proyecto de ley sobre las respuestas a las sanciones de EEUU y otros países fue presentado al Parlamento ruso el 14 de abril, y dará al Gobierno el derecho a implementar por decisión del presidente 16 tipos de medidas de respuesta, incluyendo la prohibición o reducción de entrada de productos agrícolas, alcohólicos o tabaco, así como medicinas procedentes de determinados países. Además podrá prohibir o limitar la exportación de metales raros de Rusia, cesar la cooperación nuclear, de construcción de aviones y propulsores de cohetes.Más: El nuevo chantaje de EEUU contra Rusia “no servirá para nada”

Está previsto que el Senado ruso envíe este sábado al Parlamento las conclusiones respecto al proyecto.

“Se trata solo de un proyecto de ley, ahora se debate por los colegas del Parlamento, y el Gobierno prepara su valoración”, indicó el primer ministro.

Según el jefe del Gobierno, esta ley deberá permitir a las autoridades rusas implementar sanciones contra cualquier personalidad física y jurídica de EEUU, tal y como lo hace Washington.

“En mi opinión, este proyecto de ley debe obligatoriamente contener reglas que permitan, por orden del presidente o al propio presidente, o al Gobierno, implementar sanciones individuales contra cualquier personalidad jurídica o física que sea residente de EEUU”, explicó.Medvédev indicó que “en este sentido actuaremos de un modo absolutamente simétrico”.

“Ellos toman medidas respecto a nuestras personalidades físicas solo porque no les gusta algo, y nosotros también debemos tener este derecho; no les gustó alguna compañía, y nosotros también debemos tener este derecho”, consideró.

Tema relacionado: Moscú califica de “desenfrenada” la política de sanciones de EEUU

Sin embargo, indicó que estas decisiones no deben aplicarse automáticamente.

“Esto no significa que sea necesario tomar medidas inmediatas respecto a sectores completos o algo parecido, en cualquier caso todo esto debe ser una prerrogativa del presidente y el Gobierno prevista por la ley, e incluso si en la ley existen determinados puntos al respecto, ellos no deben ser aplicados automáticamente, esto es algo bastante importante”, concluyó.

Además, Medvédev negó que la reacción bursátil a la reciente batería de sanciones impuestas por EEUU a empresas rusas esconda problemas de fondo.”Una reacción emocional no significa que haya problemas de fondo”, afirmó Medvédev.

El jefe del Gobierno señaló que “todo repercute en la economía global: decisiones de otros Estados u organismos internacionales como la OPEP, conflictos regionales, incluso desastres naturales”.

“También hubo repercusiones en nuestro mercado de valores y en el mercado monetario, pero ya recuperaron la calma porque, como dijimos de entrada, no había ninguna razón fundamental”, apuntó.

Para Medvédev, “no había ninguna razón de fondo porque la economía rusa había alcanzado un alto grado de estabilidad”.

No te lo pierdas: ¿Se atreverá Occidente a imponer sanciones petroleras a Rusia?

El 6 abril, EEUU extendió sus restricciones financieras a 38 individuos y entidades rusas, entre ellas la exportadora rusa de armas Rosoboronexport, el gigante de aluminio Rusal, los conglomerados industriales Russian Machines, Basic Element, la empresa automotriz GAZ y otras.

A personas y compañías bajo jurisdicción de EEUU se les prohíbe realizar transacciones con las entidades sancionadas cuyos activos en el territorio estadounidense quedan embargados.Las cotizaciones de grandes empresas rusas, ante todo las sancionadas, respondieron con números rojos al anuncio del Departamento del Tesoro estadounidense, aunque luego se observó una remontada en las bolsas.

También la moneda rusa se depreció frente a la estadounidense de unos 57,6 rublos por un dólar el pasado 5 de abril a unos 62,6 hoy en día.

Además: “EEUU está asustado”: revelan la causa de la suspensión de las nuevas sanciones antirrusas

Rusia ya prepara la repuesta a las sanciones que, según advirtió el Senado ruso, será puntual y dolorosa.

El 13 de abril fue presentado el borrador sobre las medidas de respuesta ante la Duma rusa (Cámara baja).