El Portal Global de Toda América

Geopolítica regional y del mundo con los ojos puestos en régimen de Maduro

Al iniciarse el conteo regresivo de la posesión de Nicolás Maduro para un nuevo mandato de seis años en Venezuela desde el próximo 10 de enero, los ojos de la geopolítica regional y del mundo están puestos en el petrolero país sudamericano.

CON INFORMACIÓN DE SPUTNIK Y VOA NOTICIAS

El Gobierno venezolano condenaba la actuación del Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, quien, durante su vista a América Latina, pidió a países de la región aumentar la presión contra el presidente Nicolás Maduro, según un comunicado de la Cancillería.

En reiteradas ocasiones, el Gobierno venezolano ha denunciado que naciones de la región como Perú, Brasil, Colombia y Argentina, se encuentran subordinados a las decisiones que toma Estados Unidos, de acuerdo a sus intereses económicos y ha sostenido que su país es el principal blanco de las agresiones de la Casa Blanca, por oponerse a sus designios.

El nuevo presidente de la Asamblea Nacional (parlamento unicameral) de mayoría opositora, Juan Guaidó, es un “agente gringo”, aseguraba, entre tanto, el jefe de Estado, Nicolás Maduro.

A su turno, el presidente de Colombia, Iván Duque, anunció que mantuvo una conversación telefónica con el nuevo titular de la opositora Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó.

Duque agregó que expresó a su interlocutor “nuestro apoyo al restablecimiento de la democracia en el vecino país”.

Parlamento de Venezuela

“Colombia y el Grupo de Lima acompañan a nuestros hermanos venezolanos para salir de la opresión de la dictadura”, afirmó.

La Asamblea Nacional de Venezuela, de mayoría opositora, declaró la ilegitimidad del presidente Nicolás Maduro a pocos días del inicio de su segundo mandato, mientras se intensifican las presiones internacionales para que se convoque nuevamente a elecciones en el país suramericano.

El desconocimiento de la legitimidad fue anunciado por el nuevo jefe de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, quien ratificó, durante el inicio de sesiones, el repudio del cuerpo legislativo a las elecciones presidenciales de mayo pasado en las que el gobernante izquierdista logró la reelección, y dijo que a partir del 10 de enero, cuando comienza un nuevo período presidencial, Maduro estará “usurpando” la presidencia.