El Portal Global de Toda América

Cusco: la experiencia única de domir en cápsulas de vidrio a 366 metros de altura

Andina: Imagine pasar la noche en un dormitorio dentro de una cápsula de vidrio suspendida a 366 metros (1,200 pies) de altura, sobre una ladera de una montaña en la provincia cusqueña de Urubamba, desde donde se tiene una vista inigualable del cielo poblado de estrellas.

Este tipo de hospedaje se ha convertido en una sensación para los turistas que disfrutan de su estadía en el Valle Sagrado de los Incas, pero buscan nuevas experiencias.
Ubicado en el Valle Sagrado, provincia cusqueña de Urubamba, el exclusivo Skylodge Adventure Suites, inaugurado en junio de 2013, ofrece la oportunidad de dormir dentro de un dormitorio colgante completamente transparente, que le permite apreciar la impresionante vista de este mágico y místico valle.
Para dormir en Skylodge, la gente debe subir 400 metros por escalones de metal empotrados en la roca de la montaña. El concepto de este hospedaje se basa en la filosofía de compartir una experiencia única en el planeta, en contacto con la naturaleza.
El Skylodge se compone de tres suites cápsula exclusivas con una capacidad total de 8 personas. Las suites de cápsulas transparentes colgantes con una vista de 300 grados del majestuoso Valle Sagrado.
Hecho a mano en aluminio aeroespacial y policarbonato resistente a la intemperie, cada suite viene completa con cuatro camas, un área de comedor y un baño privado.
Midiendo 7.31 metros (24 pies) de largo y 2.43 metros (8 pies de alto y ancho), las suites cápsula están compuestas de seis ventanas y cuatro conductos de ventilación que aseguran una atmósfera confortable. La seguridad se asegura teniendo el portal de salida ubicado en la parte superior de la nave.
El diseño y las características de cada suite brindan a los huéspedes una comodidad total. Cada cápsula cuenta con sistema de iluminación alternativa que consta de cuatro lámparas interiores y una luz de lectura alimentada por paneles solares que almacenan energía en baterías.
Cada suite tiene un baño privado separado del dormitorio por una pared aislada. En el interior hay un inodoro ecológico seco, donde aún se puede disfrutar de las hermosas vistas a través de la cúpula de 1,8 metros de diámetro
La cúpula también tiene cortinas para la privacidad de la mirada curiosa de los cóndores que sobrevuelan la montaña. Colchones de calidad fina, sábanas de algodón, almohadas de plumas y colchas garantizan una noche cálida y agradable a 400 metros del suelo.
Los paquetes de hospedaje incluyen desayuno y cena gourmet con vino, transporte desde Cusco y guías profesionales bilingües. Los precios por persona van desde 1,425 hasta 1,335 soles.
Al término del hospedaje, los huéspedes descienden mediante el sistema de “canopy”, a través de un cable de acero, sujetados por un arnés unido a una polea que permite el traslado horizontal hacia el campamento base.