El Portal Global de Toda América

Claudia López hace historia: primera alcaldesa elegida popularmente en Bogotá

Por Lourdes Molina Navarro (*) Especial para ABC de América

Impetuosa, valerosa, frentera, a veces demasiado impulsiva para asumir posiciones y batallas de ideología, una política que no le teme cantarle la tabla a nadie, equivocada o no, y principal representante, con mucho orgullo, de la comunidad LGBT, Claudia Nayibe López Hernández, es la primera mujer que llega a ser alcaldesa en Bogotá por elección popular.

Politóloga de profesión, graduada de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales en la Universidad Externado, con una maestría en Administración Pública y Política Urbana en la Universidad de Columbia en Nueva York, fellow de la Universidad de Yale en 2009 y doctora en ciencia política de la Universidad de Northwestern, en Chicago, gracias a una beca Fullbright, tiene suficientes credenciales académicas para asumir esta responsabilidad que le ha dado el voto popular.

Imagen

CLAUDIA LÓPEZ SUPO CONECTAR CON LA GENTE HECHA A PULSO.

Con 49 años, cuenta en su trayectoria, con su elección como senadora de la República de Colombia en el periodo 2014-2018 por el partido Alianza Verde, convirtiéndose en la más votada de ese partido con 81 mil votos, y también haber sido candidata a la Vicepresidencia de la República por la Coalición Colombia, como fórmula del candidato, Sergio Fajardo.

En su primer trino Claudia López señala: “¡Gracias a las niñas, los jóvenes, las mujeres y las familias echas a pulso como la mía!”

“¡Demostramos que cuando escogemos lo que nos une no sólo ganamos sino que cambiamos la historia! ¡Por primera vez en la historia, Ganamos la Alcaldía Mayor de Bogotá!”.

En su saludo a la ciudadanía rescató el valor de sus contendores, la independencia, de una política con transparencia y sin clientelismo, que es la hora de las mujeres, de los jóvenes, de las familias hechas a pulso, educación gratuita de calidad, del cuidado ambiental para el país, para una generación de cambio, cultura ciudadana, donde se elimine el rascismo, la homofobia, la xenobia, el clasismo y anuncia un transporte masivo a través del futuro Metro.

Rápida e impetuosa

Fue el 6 de marzo de 2019 cuando lanzó su precandidatura a la Alcaldía de Bogotá por los verdes, con la idea de competirle al exsenador de ese partido Antonio Navarro, quien había anunciado su aspiración desde hacía más de un año.

Entre López y Navarro acordaron que el candidato lo definirían por una encuesta cuyo resultado fue conocido el pasado 10 de abril, en esta ganó López con 39 % de la intención de voto, frente a 25 % de Navarro.

Imagen

VOTO A VOTO, CLAUDIA LÓPEZ OBTUVO EL FAVOR DEL ELECTORADO BOGOTANO.

En julio pasado se inscribió como candidata con el aval no solo de los Verdes, sino también del Polo Democrático, partido con el cual llegó a un acuerdo y así mismo recibió el respaldo de Activista, el movimiento que fundó el ex viceministro de Trabajo Luis Ernesto Gómez.

Inicialmente punteaba en todas las encuestas, pero a solo un mes de las votaciones fue superada por Carlos Fernando Galán en todas. Sin embargo, en un triunfo sin precedentes, finalmente resultó elegida como alcaldesa con más de 35,3 % de los votos, contra casi 32,5% de Galán, alcanzando cerca de 1.100.000 votos.

A pulso y sin tapujos

Sus padres son Reyes Elías López Ruiz y María del Carmen Hernández, es la mayor de seis hermanos y desde mediados del año 2012, su pareja es la Senadora, abogada, política y activista cívica colombiana Angélica Lozano.

Se conocieron en 2007, cuando Angélica Lozano era alcaldesa de Chapinero y en 2012, esta fue elegida concejal de Bogotá, cuando comenzó su relación con la nueva Alcalde capitalina.

Imagen del evento

UN BESO HISTÓRICO, CON SU PAREJA ANGÉLICA LOZANO

En 2014 Angélica Lozano fue Representante a la Cámara del partido Alianza Verde, por Bogotá y Senadora de la República por el mismo partido, en 2018.

En 2015, el ex senador Víctor Velásquez, quien también se desempeñaba como pastor evangélico, solicitó quitarles la investidura como congresistas, pues se habían postulado a esa corporación representando al mismo partido político: el Partido Verde, mientras sostenían, según él, una relación de hecho, lo cual está prohibido por la Constitución colombiana.

Sin embargo, ellas argumentaron y demostraron que si bien su relación -en ese momento- había comenzado hacía tres años, no vivían bajo el mismo techo, por lo cual la demanda no prosperó.

Imagen
CON GENTE DEL COMÚN, CLAUDIA CONSTRUYÓ SU GRAN TRIUNFO

Su acercamiento a la política

De Claudia López también hay que contar que sus primeras aproximaciones a la política se dieron dentro del movimiento estudiantil de la Séptima Papeleta, que entre 1989 y 1990 fue fundamental para que se iniciara el proceso que terminó con la Constitución de 1991. Trabajó igualmente en la Consejería Presidencial para la Juventud y en la Contraloría Distrital,

En 1998, López fue nombrada Directora de Acción Comunal por el entonces Alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, donde estuvo hasta el final de ese gobierno en el año 2000. En 2003 participó en la campaña de Juan Lozano a la Alcaldía, asesorando el comité estratégico.

Pero fue en 2005 cuando Claudia López se hizo muy conocida a raíz de sus investigaciones sobre las votaciones atípicas en las elecciones del Congreso de 2002, que fueron publicadas en Semana.com y destaparon el escándalo de la parapolítica.

Luego de haber criticado en su columna de El Tiempo la forma como este diario había cubierto la información relacionada con el escándalo de Agro Ingreso Seguro, en octubre de 2009, el medio la despidió, publicó su columna y al final incluyó una nota en la que registró que asumía la opinión de López como una carta de renuncia que le aceptaban de inmediato.

Escritora, analista política y periodista

Autora de los libros “Y refundaron la patria”, en 2010, que explica los nexos entre los grupos armados, el narcotráfico y la clase política colombiana, no paró de escribir y entre 2010 y 2011 publicó varias columnas de opinión en el portal La Silla Vacía.

Igualmente escribió “Parapolítica: la ruta de la expansión paramilitar y los acuerdos políticos” y “Adiós A Las Farc!” ¿Y ahora qué?”, donde plasmó su visión acerca de cómo finalizar el conflicto armado con este grupo guerrillero.

Acusada de los delitos de injuria y calumnia por el ex presidente Ernesto Samper, quien la demandó por haberlo vinculado con la mafia en una columna de El Tiempo, en 2011 fue absuelta en primera instancia por su supuesta responsabilidad y en julio de ese mismo año, el Tribunal Superior de Cundinamarca ratificó la absolución.

Fue investigadora de la Corporación Arcoiris y del Observatorio Político de la Misión de Observación Electoral de la sociedad civil.

En junio de 2017 oficializó la coalición de los Ni-Ní, conocida como Coalición Colombia, con el exgobernador de Antioquia, Sergio Fajardo y el senador del Polo Jorge Enrique Robledo para buscar la Presidencia en 2018.

Siempre elegible

En septiembre de 2018, la Alianza Verde la proclamó como su candidata presidencial y en diciembre definió, con Robledo, apoyar a Fajardo para que éste fuera el candidato presidencial de la ahora llamada Coalición Colombia.

Imagen

Fajardo la anunció como su fórmula vicepresidencial en un acto que incluyó visitar a la mamá de Claudia López, una maestra, en compañía de Robledo.

Esa carrera terminó el pasado 27 de junio, cuando Fajardo y Claudia López quedaron de terceros con 4,5 millones de votos, por debajo de Iván Duque y Gustavo Petro.

La nueva Alcalde de Bogotá ha ejercido como consultora de las Naciones Unidas; como analista política y como colaboradora en diferentes medios comunicación de Colombia, tales como: la revista Semana, el diario El Tiempo, el portal La Silla Vacía y el programa Hora 20 de Caracol Radio.

En octubre de 2009, siendo columnista del periódico El Tiempo, criticó la forma como ese medio de comunicación había realizado el cubrimiento de la información en el caso de Agro Ingreso Seguro. El diario publicó la columna de López indicando, al final de la misma, que la concebían como su carta de renuncia y que la aceptaban de manera inmediata.

López fue demandada por el ex presidente colombiano Ernesto Samper, quien la acusó de cometer injuria y calumnia al vincularlo con la mafia, en una de sus columnas del periódico El Tiempo; sin embargo, en enero de 2011 fue absuelta en primera instancia, decisión que fue ratificada por el Tribunal Superior de Cundinamarca en julio del mismo año.

Sus logros y batallas ganadas

Entre sus logros cabe mencionar su denuncia ante la justicia a varios congresistas, de los cuales 42 fueron condenados por nexos con el paramilitarismo, los proyectos de inversión que se desarrollarán, durante los próximos 20 años, en las zonas de conflicto, haber promovido, entre las entidades públicas, el uso de la bicicleta como medio de transporte y la aprobación de la prima de servicios para los empleados domésticos.

También se destaca haber movilizado a la ciudadanía en torno al plebiscito, con la campaña por el “sí”, conseguir que la inversión en primera infancia se incluyera como política de Estado y liderar la Consulta Anticorrupción en 2018, la cual consiguió un total de 11’674.951 votos.

Imagen

Su familia y su destino político

Claudia López nació en una familia humilde. Su madre, María del Carmen Hernández, era maestra, integrante del sindicato de maestros del Distrito. Su padre, Reyes López, se desempeñó en varias actividades, entre ellas, vendedor, abarrotero y mensajero de una empresa de la cual luego fue el gerente. De la unión de sus padres tuvo una hermana menor, Martha, quien falleció cuando ella tenía cuatro años de edad en un trágico accidente.

Vivía en la Escuela La Granja en Engativá, pues su mamá se había acogido a un programa de la Secretaría de Educación que ofrecía vivienda gratis en el sector, a cambio de realizar allí labores de aseo y vigilancia.

A pesar de su situación económica, sus padres se esforzaron por enviarla a estudiar la primaria a un colegio privado bilingüe, el Colegio Joaquín Castro Caicedo, desde donde regresaba por sus propios medios a casa, pues las rutas de transporte escolar no llegaban hasta su barrio.

Tiempo después, sus padres se separaron y cada uno formó un nuevo hogar. De las nuevas uniones, llegaron sus otros hermanos: Carolina, Jason Eduardo y José Luis, por parte de su madre; y Ginna y Andrés Javier, por parte de su padre. Por esta razón, fue retirada del colegio privado para hacer la secundaria en el Colegio Policarpa Salavarrieta, del sector oficial.

Su mal rendimiento académico hizo que sus padres tomaran la decisión de enviarla al colegio femenino Nuestra Señora del Rosario, un internado ubicado en Funza, Cundinamarca, para que terminara su bachillerato, lo cual consiguió en 1987.

Se presentó en tres oportunidades a la Universidad Nacional para estudiar Medicina, pero nunca logró su propósito, el destino la tenía para otras aristas en la vida, como la política que ha sido una de las grandes pasiones de su vida.

Así, que decidió matricularse en la Universidad Distrital, donde comenzó sus estudios de Biología. Estando allí, conoció el Movimiento la Séptima Papeleta, lo que la llevó a desistir de su deseo de ser médico para dedicarse a la política, siguiendo los pasos de algunos de sus familiares: Su padre fue un galanista acérrimo, candidato al Concejo de la lista de este recordado político colombiano; su tío, José Domingo Rincón, ejerció como Presidente del Concejo de Bogotá, conocido en ese entonces como el “Concejo Admirable”; y su abuelo materno fue un liberal fervoroso, jefe de acción comunal. En las venas le venía sangre apasionada por la política.

Imagen

Hoy tiene un gran reto, hacer de la política una vía para servir al gran electorado que decidió su posición y trabajar por la solución de los enormes problemas que tiene una ciudad como Bogotá, donde los lunares como la corrupción, la inseguridad y la escasa movilidad, no son de poca monta, entre otras muchas falencias.

(*)Periodista y escritora, especializada en temas económicos y empresariales, Magister en Estudios Políticos.