El Portal Global de Toda América

Canciller de Siria advierte que Estados Unidos quiere intervenir en su país en favor de Israel

MOSCÚ (Sputnik)
El ministro sirio de Exteriores, Walid Mualem, sostuvo que Estados Unidos está tratando de tomar el control de su país en interés de Israel.

“El objetivo de Estados Unidos en Siria es hacerse con el control de todas sus actividades para favorecer a Israel”, dijo Al Mualem al hablar con la revista del Ministerio de Exteriores ruso, ‘Vida Internacional’.

El diplomático señaló que “los objetivos estadounidenses no son puramente estadounidenses, en realidad son objetivos israelíes que Estados Unidos busca conseguir en Siria”.El jefe de la diplomacia siria remarcó que todo se inició en 2011, cuando las tropas gubernamentales comenzaron a enfrentarse a las facciones armadas de la oposición y a grupos terroristas.

“[Los estadounidenses] no quieren que Siria asuma el liderazgo de la resistencia a Israel”, enfatizó.

Además: EEUU envía tropas adicionales a su base en Siria

Washington, agregó, tampoco quiere que Damasco tenga relaciones estratégicas con Irán y Rusia.

“Los estadounidenses quieren que Siria sea como los demás países de la región, es decir quieren convertirla en un instrumento de su política exterior con el visto bueno de Israel”, apostilló.

Siria vive desde marzo de 2011 un conflicto en el que las tropas gubernamentales se enfrentan a facciones armadas de la oposición y a grupos terroristas como ISIS (autodenominado Estado Islámico) y el Frente al Nusra, ambos proscritos en varios países, incluida Rusia.Moscú lanzó en septiembre de 2015 una ofensiva aérea para detener el avance de los terroristas en Siria.

Tras algo más de dos años Rusia anunció la derrota definitiva de ISIS.

Con la mediación de Irán, Rusia y Turquía se logró pacificar casi la totalidad de Siria.

Más aquí: La cumbre de Teherán: un paso más para el establecimiento de la paz en Siria

Actualmente las facciones irreconciliables de la oposición armada siria y los remanentes de los grupos terroristas están atrincherados en la gobernación de Idlib, su último gran bastión.