El Portal Global de Toda América

Avanza proyecto para abastecimiento de agua en zona turística de Costa Rica

Tras décadas de esperar, ya hay un diseño y una ruta de trabajo para el Proyecto Abastecimiento de Agua para la Cuenca Media del Río Tempisque y Comunidades Costeras (PAACUME).

El Distrito de Riego Arenal Tempisque (DDRAT), administrado por el Servicio Nacional de Aguas Subterráneas, Riego y Avenamiento (SENARA), le genera al país entre $150 y $200 millones de dólares anuales.

Inició con la construcción de la Presa Miguel Pablo Dengo, como parte del Complejo Hidroeléctrico Arenal-Corobicí- Sandillal.

Las aguas provienen del Embalse Arenal; ingresan por la compuerta y mediante tubería subterránea se canaliza para generar energía hidroeléctrica en tres puntos y finalmente se entregan al SENARA para ser aprovechadas en riego agropecuario.

El Distrito de Riego las distribuye mediante los Canales Sur y Oeste, a más de 34 mil hectáreas productivas que operan bajo riego. Así brinda un servicio regulado por la ARESEP  a más de mil productores agropecuarios.

Sin el Distrito de Riego, la margen izquierda del Río Tempisque tendría limitadas posibilidades de producción agropecuaria, sujetas a época de lluvia, pero la adaptación al cambio climático y las condiciones seguras para la producción agropecuaria sólo están en la margen izquierda del Río Tempisque. La margen derecha si sufre variabilidad del clima y la estacionalidad de la precipitación con efectos como El Niño. Aquí se produce con gran riesgo de perder la producción.

Los cantones de Carrillo, Santa Cruz y Nicoya, tienen 40 mil hectáreas potenciales para producción agropecuaria sin considerar la necesidad de agua para el consumo humano y desarrollo turístico. Por esta razón SENARA desarrolla PAACUME, el Proyecto “Abastecimiento de Agua para la Cuenca Media del Río Tempisque y Comunidades Costeras”.

PAACUME aprovecharía las aguas que vienen del Embalse Arenal, canalizadas por SENARA a través del Canal Oeste para abastecer el Embalse Río Piedras en Bagaces y beneficiar con riego, un área aproximada de 18.800 hectáreas en los cantones de Carrillo, Santa Cruz y Nicoya.

Para desarrollarlo es necesario construir cuatro obras de infraestructura. La presa estará ubicada en Bagaces, permitirá inundar 850 hectáreas como reserva para generar condiciones estables para la producción agropecuaria, infraestructura en la presa para generar energía eléctrica, automatización de compuertas en el Canal Oeste, Tramo 1 y ampliación y mejoras en los Tramos 2 y 3, que trasladarían el agua por 55 kilómetros desde el embalse Río Piedras hasta la Comunidad de Palmira, pasando por debajo del Río Tempisque mediante una estructura de sifón invertido y la red de 300 kilómetros para conducir y distribuir el agua en los cantones de Carrillo, Santa Cruz y Nicoya.

Estas obras permitirán contar con el recurso hídrico para riego agropecuario, consumo humano, riego en zonas turísticas y generación hidroeléctrica.

El agua para consumo humano sería entregada por el SENARA, al Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA)  en cuatro puntos: Sardinal, Filadelfia, Santa Cruz y Nicoya. Esta cantidad abastecería una población aproximada de 500 mil  personas, proyectado a 50 años. Corresponderá al AyA el tratamiento y la distribución final.

El agua asignada para riego en zonas turísticas, permitirá a los mantos acuíferos recuperarse impulsando una sustitución de usos por aguas superficiales para este fin.

PAACUME está en marcha. La Administración Solís Rivera dejará concluida los estudios para la construcción, el estudio de impacto ambiental y las gestiones para el financiamiento de $425 millones, que se sumarán a los $75 millones que aportará el Gobierno esperando contratar obras en el año 2018, iniciarlas en 2019 y concluir en 2022, permitiendo el Distrito de Riego y facilitar la producción agropecuaria en más de 53 mil hectáreas, incrementando la producción de usuarios en más de mil productores, con un servicio automatizado de compuertas y medición de caudales en la red de conducción principal y secundaria e incrementar la eficiencia en el uso del agua por la incorporación de un sistema cobro volumétrico.

SENARA genera adaptación al cambio climático, es fuente de desarrollo y mejora la calidad de vida de las personas.