Así es como podemos participar desde casa en la transición energética

Reducir los gases de efecto invernadero y volverse un país carbono neutral son algunos de los principales retos de Colombia en el mediano y largo plazo.

Colombia se prepara para el ingreso a la Agencia Internacional de Energía (AIE) y para eso ultima detalles con el fin de definir la hoja de ruta que permita su entrada definitiva como miembro de este selecto grupo, que lo llevaría dar un gran salto en su propósito de reducir los gases de efecto invernadero, volverse un país carbono neutral y acelerar la transición energética.

Para Edwin Andrés Hernández, CEO del grupo Ecoled, empresa colombiana dedicada a la importación, comercialización y distribución de iluminación LED, energías sustentables (fotovoltaica y eólica) y materiales eléctricos, entre otros, el ingreso del país a este grupo es fundamental para el sector, pues, además, llevará a que los inversionistas pongan sus ojos en Colombia en áreas de energías renovables no convencionales.

“El país está cada vez más posicionado en temas energéticos. Considero que la transición energética en Colombia va muy bien y creemos que próximamente, con la entrada a la AIE, la industria se fortalecerá aún más. Esto hará que ante los ojos del mundo seamos un país en desarrollo energético”, señaló Hernández, quien considera que el ingreso a esta agencia se suma a otros esfuerzos que ha hecho el país para cumplir la meta del ambicioso plan energético, cuyo propósito es que a 2030 se reduzca en un 51% los gases de efecto invernadero y convertirse a 2050 en un país carbono neutral.

Y es que según él, el Gobierno Nacional ha incentivado el desarrollo de nuevas fuentes de energía, a través de la implementación de políticas que prácticamente obligan a las empresas generadoras de energía a que utilicen entre el 8 y 10% de fuentes renovables, lo que ha llevado a que Colombia sea pinero en la región en esta materia.

“Colombia se encuentra ubicado en los primeros lugares junto a Chile en el desarrollo e implementación de energías renovables no convencionales. Su ubicación geográfica le permite acceder a fuentes de energía como la solar fotovoltaica por su buena irradiación solar. Además, hay buenos vientos para hacer energía eólica. Podemos trabajar con biomasa. Ya hay desarrollos con hidrógenos verdes. Esto nos hace estar en una muy alta posición frente a otros países de la región. Así mismo, el Gobierno ha impulsado mucho estos desarrollos, por medio de incentivos tributarios y arancelarios”, afirma Hernández.

Considera, también, que el país eligió el camino correcto pues lo que viene en materia de energía es la transición.

“Estamos en la transición energética. Quien quiera seguir perteneciendo a esta industria debe migrar a energías renovables no convencionales. Si las empresas saben hacer esta transición con investigación, con implementación y con educación, seguramente van a obtener muchos beneficios”, agrega.

LA TRANSICIÓN EMPIEZA POR CASA

Aunque a grande escala hay avances fundamentales como el ingreso del país a la AIE, para el experto, es necesario que desde los hogares se haga eficiencia energética.  

“Lo podemos desde nuestras casas. Empezando por cambiar las antiguas bombillas tradicionales y las mal llamadas ‘ahorradoras’ que están hechas a base de mercurio y que además contaminan y consumen mucho más que la tecnología LED. La mejor opción es LED. También se puede utilizar en las zonas abiertas, en las zonas comunes luminarias LED con paneles solares. Esto tiene cero por ciento de consumo energías tradicionales”.

Señala que en el mercado hay una gran gama de posibilidades LED solar, lo que contribuiría enormemente con la transición energética, que está viviendo el mundo en este momento.

En cuanto a costos, Hernández considera que si tenemos en cuenta costo beneficio, la energía renovable no convencional es más económica.

“Varias entidades financieras, con sus líneas verdes, están dando facilidades a los usuarios para adquirir equipos para energía solar fotovoltaica y el usuario puede ir pagando dicho equipo con lo que ahorre. Entonces cuando termine de cancelar, la energía le sale casi gratis. Mientras tanto lo que va a pagar es lo que ya le estaba pagando al operador de red. Para mí concepto ya son muy asequibles para el usuario y a mediano plazo va a ser más asequible porque están llegando gamas de posibilidades increíbles con tecnología solar fotovoltaica, con hidrógeno verde, con eólica”, agrega.

AYUDAS Y RESPONSABILIDAD SOCIAL

Según Edwin Andrés Hernández, CEO del grupo Ecoled, además de las contribuciones al medio ambiente y al planeta en materia energética, la empresa que representa destina parte de sus ganancias para el apoyo social a comunidades vulnerable.

“En Providencia hicimos una donatón de linternas Dinámo y también de lámparas solares para proveer de luz a la población afectada por el terremoto. En Chocó también hemos realizado donaciones de kits solares, con el fin de facilitar sus vidas”, manifiesta.  

Además de las donaciones de elementos, la compañía ha realizado jornadas de siembra de 5.000 árboles en el Amazonas, acompañamiento social a niños con cáncer, barras bravas, comunidades de escasos recursos, entre otras.

“No solo hemos donado equipos, sino que hemos realizado acompañamientos muy importantes. Destinamos recursos de jornadas de reciclaje para apoyar distintas causas para mejorar la vida de las personas e impactar positivamente su día a día”, concluye.    

Sobre Ecoled

Ecoled, es una empresa netamente colombiana que nació como un emprendimiento hace ocho años, se ha convertido en una empresa con responsabilidad social inigualable, en Candelaria Valle específicamente en el Colegio Panebianco Americano se convirtieron luminarias convencionales a led para evitar la fatiga visual en los estudiantes; en Providencia, luego del huracán que trágicamente acabo con la Isla, Ecoled suministro miles de linternas dínamo para dar una luz de esperanza a los habitantes.