El Portal Global de Toda América

Argentina celebra hallazgo de la nieta 126 de las Abuelas de la Plaza de Mayo

Andes: Argentina celebra este martes el hallazgo anunciado la víspera por la presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo, Estella de Carlotto, de la restitución de la nieta 126 desaparecida en la dictadura.

“Es la nieta número 126,  saben que está en la casa de las Abuelas en este momento, los quiso conocer hoy mismo, que supo que era la hija de un matrimonio víctima de la dictadura cívico militar, está recibiendo a su familia, que la quiso ver hoy”, indicó Carlotto.

La presidenta de la organización dijo que llamó a la provincia de Entre Ríos a la abuela para anunciarle que su nieta había aparecido, quien le había respondido “tanto la busqué” y tanto “la buscamos todos, este es el fruto de todos, todos pusimos algo”. Manifestó que la joven es abogada de profesión y se encontraba sola, porque quienes la criaron, murieron, y ahora se está encontrando con una gran familia, dijo la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo.

“Es la frescura en persona, por la valentía que tiene, porque buscó, vino, preguntó y supo su verdad y a veces decía que con razón algo me decía que era medio revolucionaria, la genética no la cambia nadie” manifestó.

Carlotto dijo que la noticia de encontrar una nueva nieta es un regalo para todos y un razón más para seguir luchando, con bastón, con lo que sea, pero les animó a salir adelante, sin importar la edad que tengan, “a continuar una lucha en paz, alegría, esperanza, optimismo, valemos los que no bajamos los brazos”.

Además, rindieron homenaje a las Abuelas que murieron sin poder abrazar a sus nietos. Carlotto dijo que “cuando encontremos un nieto “nosotros los vamos a abrazar por ellas”.

Las Abuelas de Plaza de Mayo son una organización que se fundó en 1977, y su objetivo es localizar y restituir a sus legítimas familias a todos los niños desaparecidos por la última dictadura argentina (1976-1983).

Algunos niños fueron entregados directamente a familias de militares, otros abandonados en institutos como NN, en todos los casos les anularon su identidad y les privaron de vivir con sus familias, sus derechos y su libertad.